Manuel Jimenez el peor alcalde de la historia SDE

Por Melvin Sena

Si muy bien en la circunstancia en que Manuel Jiménez asumió la alcaldía fue de manera atípica, por la pandemia y por consiguiente una crisis económica y sanitaria, a pesar de que lleva apenas unas meses al frente del municipio mas habitado del país, la percepción sobre su gestión no es muy favorable.

Domingo Batista fue el primer alcalde y tuvo muchos problemas con la recogida de basura, tenía el reto de organizar a todo el municipio y eso se pudiera interpretar como la distracción para ser una gestión digamos mas o menos aceptable.

Luego tuvimos a Juancito que originalmente iba a ser candidato por el PRD, pero por un disgusto con la gente de Fello Subervi se fue al PLD con todo su poder económico, y en ese partido le aprovecharon este señor con todo su dinero y una imagen fresca.

De la gestión de Juancito tuvo sus luces y sus sombras, pero tenía un buen manejo mediático y una relación muy aceptable con los medios de comunicación con sus escasas excepciones.

Luego tuvimos a Alfredo Martínez “El Cañero” que se puede decir que hizo un trabajo muy aceptable con la recogida de basura y con tratar de tener una alcaldía pro activa; lo peor que se puede decir de esta gestión fue, la pobre relación con los medios de comunicación, al punto que muchas de las cosas que hizo Alfredo la gente no sabe que fue él que las realizó. Por ejemplo el parque de la Ave. España, entre otras cosas.

Alfredo tambien fue una víctima de su partido y muy en especial de las malas estrategias políticas de Danilo Medina, y de la traición de su propia gente. Cabe mencionar que El Cañero también traicionó a sus compañeros de partido en el pasado, pero eso es otro tema.

Ahora llegamos a Manuel Jiménez. Y en los poco días ya se puede ver que es la peor gestión que un alcalde a tenido en este municipio. No es efectivo su plan con la basura, no se le conoce una política de organización del tránsito, no tiene una estrategia mínima de comunicación con los medios locales.

Manuel no cumple su palabra, hizo compromiso con todo el mundo, con todo el que iba a su oficina el le decía que si “apóyame”, que yo no te voy a quedar mal.

Incluso un sacerdote calificó al alcalde actual como una aberración social, y de ser una persona que representa un ser lleno de maldad y rencor.

Nadie del PRM lo acompaña en ningún evento y todos lo sectores sociales, económicos y culturales del municipio también le dieron la espalda porque nadie le cree no siquiera cuando dice que tiene sed.

Yo personalmente creo que Manuel tenia un sueño de ser alcalde y que materializo sin tener un plan para eso, ni buenas intenciones para el municipio. Tiene un equipo de gente muy mediocre y sin ética profesional y que ni siquiera saben lo que están haciendo (con muy escasas excepciones).

Sin duda estamos ante la presencia de un entierro político de una persona llena de maldad. Por eso tiene el título no deseado por ningún alcalde de ser el peor valorado a nivel nacional.

SHARE