Cárcel de Fiscalía del Distrito bajo los parámetros del Nuevo Modelo

SANTO DOMINGO (República Dominicana). -Las autoridades del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria readaptaron el recinto utilizado por la Fiscalía del Distrito Nacional para la retención de imputados, aplicando las normas de distribución, atención y disciplina recomendadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los espacios que alojan a privados de libertad.

El control de la seguridad del centro está bajo la responsabilidad de un equipo de agentes de vigilancia y tratamiento penitenciario (VTP) que aplica las reglas, las cuales incluyen la eliminación de discriminación entre los internos. También, el respeto de sus derechos, el establecimiento de protocolos para las visitas de abogados, así como la recepción y depuración de paquetes.

“En la actualidad guardan prisión preventiva en este recinto más de 220 hombres y una docena de mujeres a quienes se les garantiza su seguridad, protección, el respeto a su dignidad humana y su estabilidad”, dijo la coordinadora del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Patricia Lagombra.

Resaltó que a los internos son atendido “sin ningún tipo de privilegio asociado a una actuación indebida y que, además, represente una discriminación hacia otros privados de libertad”, añadió.

Los cambios responden a que el pasado 17 de noviembre, por instrucciones de la Procuraduría General de la República, un equipo del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria asumió el control del recinto con el objetivo de manejar la seguridad con los estándares de efectividad que establece ese organismo y, a su vez, garantizar los derechos de los privados de libertad.

Lagombra explicó que con estos ajustes se mejoran sustancialmente las condiciones en que se encontraban las personas recluidas en el recinto ubicado en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva por órdenes judiciales, quienes según denuncias recibidas por la Procuraduría General de la República eran víctimas de extorsión y de otras irregularidades que imperaban en la cárcel.

Los privados de libertad reciben atenciones médicas y sicológicas, asistencia jurídica, además de las raciones de alimentos de cada día. El centro cuenta además con una biblioteca y un economato para suplir las necesidades de los internos.

SHARE