EE. UU. y los aliados se adaptan para afrontar nuevos desafíos

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, habla tras una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN el 24 de marzo en Bruselas. (© Virginia Mayo/AP Images)

El secretario de Estado Antony Blinken quiere revitalizar las alianzas de Estados Unidos para contrarrestar las amenazas modernas, como la coerción económica, la desinformación y el cambio climático.

En un discurso pronunciado el 24 de marzo en Bruselas, Blinken afirmó el compromiso de Estados Unidos con la OTAN y sus aliados en todo el mundo. Instó a las naciones a cooperar frente a los desafíos cada vez más complejos.

“En la actualidad el mundo tiene un aspecto muy diferente al de hace décadas, cuando forjamos muchas de nuestras alianzas”, dijo Blinken (en inglés) tras reunirse con los aliados de la OTAN. “Pero esa es la gran fuerza de nuestras alianzas: se crearon para adaptarse, para seguir evolucionando a medida que surgen nuevos retos”.

Entre estos desafíos se encuentran las campañas de desinformación del gobierno ruso que buscan socavar las elecciones y el uso por la República Popular China (RPC) de la coerción económica y los ciberataques para intimidar a los países y robar la propiedad intelectual, dijo Blinken.

Mientras tanto, el cambio climático está provocando la subida del nivel del mar y tormentas más intensas que amenazan la preparación militar, alteran la migración mundial y ponen en peligro la seguridad alimentaria.

Para hacer frente a estos desafíos, Blinken pidió que se amplíen las asociaciones que incluyan a más países y al sector privado. “La historia nos muestra que al hacer esto más países optan por los espacios abiertos y seguros que construimos juntos”, dijo.

La administración Biden-Harris está estrechando los lazos con socios de todo el mundo. El 12 de marzo, el presidente Biden celebró la primera cumbre de líderes del grupo Quad (el “Cuadrilateral”), la asociación de Estados Unidos con Australia, India y Japón.

Blinken y el Secretario de Defensa, Lloyd Austin, se reunieron en marzo con altos funcionarios de Japón y la República de Corea. Posteriormente, Blinken se reunió con sus homólogos en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN.

En su discurso ante la OTAN, Blinken dijo que los aliados deben mantener una disuasión militar fuerte y creíble, y contrarrestar las amenazas económicas y tecnológicas, incluida la desinformación.

Para contrarrestar los riesgos de vigilancia de los proveedores de telecomunicaciones de quinta generación de la RPC, Blinken sugirió convocar a empresas tecnológicas de Finlandia, Corea del Sur, Suecia y Estados Unidos para crear una alternativa segura y fiable.

Dos personas con batas de laboratorio inspeccionan ampollas (© Frederic Sierakowski/AP Images)
Blinken citó la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNTech como ejemplo de colaboración no gubernamental exitosa. (© Frederic Sierakowski/AP Images)

La colaboración ya está en marcha, dijo Blinken, señalando que la asociación entre las empresas farmacéuticas estadounidenses y alemanas Pfizer y BioNTech proporcionó una vacuna segura y eficaz contra COVID-19. Estados Unidos y otros países también se están asociando al Mecanismo COVAX para el acceso mundial a las vacunas contra la COVID-19 (en inglés) para distribuir vacunas a países de ingresos bajos y medios. Sobre la base de una contribución inicial de 2.000 millones de dólares a la alianza mundial de vacunas Gavi en apoyo de COVAX, Estados Unidos aportará otros 2.000 millones de dólares a Gavi hasta 2022, para llegar a un total de 4.000 millones de dólares.

“Llevamos décadas desarrollando relaciones con países que comparten nuestros valores en todas las partes del mundo”, dijo Blinken. “Por eso hemos invertido tanto en estas asociaciones, para poder unirnos de forma innovadora y resolver nuevos desafíos como estos”.

Fuente externa:  https://share.america.gov/

SHARE